Futuro y presente de los dominios y el domaining.

publicado por pedro el 10 marzo, 2015

Ya hace unos años que los dominios dejaron de ser unas simples direcciones de internet para dar paso a ser unos auténticos gigantes de Internet e imprescindibles en cualquier negocio o proyecto web con el que se desee alcanzar el éxito en la red….

Se han convertido en un pilar base y quien posea un dominio con una buena calidad tiene un verdadero tesoro digital y poco a poco se están transformando en algo parecido a tener un diamante en bruto en el mundo real, el que si se pule y se intenta sacar lo mejor de el se convierte en un producto de grandísimo valor.

Hace unos años ser dueño de un buen dominio era sinónimo de tener en tu poder un artículo digital valorado en millones, hoy en día con la gran liberación de nuevas extensiones de dominios el valor de los mismos ha bajado considerablemente, pero esto es momentáneo, cuando el mercado se normalice y se adapte a las nuevas extensiones, el valor de dichos dominios volverá a ser el mismo de antaño, e incluso quizá mayor, y si, seguirán siendo dominios de muy alto valor y los reyes en su mercado, reinado que nunca han perdido y difícilmente perderán….

Por el momento las grandes empresas no terminan de apostar fuertemente por la nuevas extensiones y esto da pie a todo tipo de especulaciones y una venta escasa de los nuevos dominios, exceptuando algunas extensiones de dominós que con un buen marketing han conseguido destacar sobre otras….

Recientemente la extensión .app ha sido adquirida por Google un gigante de internet y ha llegado a pagar 25 millones de dólares por ella, en un futuro probablemente hará buen uso de ella pero de momento todo esta en modo de espera…..

Con una demanda cada vez más alta y en crecimiento, y con algunas extensiones ya explotadas como son los .com y algunas otras mas, los nuevos dominios han irrumpido en el mercado como aire fresco y renovado, pero todavía sin encontrar muy bien su sitio en la red, apostar por ellos es como jugar a la lotería te puede tocar, pero lo normal sería que no tendrías esa suerte, cosa que con las extensiones ya implantadas hace años las posibilidades de éxito son infinitamente mayores….

El futuro de los dominios esta en la diversidad de gustos y rentabilidad que proporcionen pero deberán recorrer un largo camino hasta que se asienten las nuevas extensiones y poder así dar un valor real a cada una de ellas tanto nuevas como antiguas.

Llegado este momento como en cualquier mercado siempre habrá unos dominios que prevalezcan sobre los demás y otros que estén ahí sin mas, sin duda alguna los que más camino recorrido tienen llevan una gran ventaja sobre los demás y siempre serán más valorados estén en la manos que estén.

Por lo tanto ser dueño de un nuevo dominio en un futuro, nunca te dará la misma rentabilidad que un dominio con una extensión antigua y nunca será de mas valor en el mercado, comparando dos dominios de una misma calidad y una extensión diferente.

Contra mas extensiones hay mas valor adquieren las antiguas y por lo tanto son mucho más apreciadas, pero con menos demanda ya que su precio será muy alto en comparación a la mayoría de las nuevas.. Por lo cual las nuevas extensiones serán enfocadas para nuevos emprendedores, nuevos negocios y proyectos a costes más bajos y menores presupuestos, las grandes empresas seguirán apostando por las extensiones ya existentes y con su poder adquisitivo alto tendrán mucha más capacidad de poseerlos… La duda esta en si todos los agentes implicados serán capaces de adoptar como marcas propias las nuevas extensiones y dotarles de una capacidad tal como la de las antiguas extensiones, o las dejaran como meros complementos a las que ya tienen en funcionamiento desde hace años y les han dado muy buenos resultados.

Resumiendo, en el mercado de dominios corren tiempos de algunas devaluaciones momentáneas de alguna extension y de un periodo de adaptación a las nuevas extensiones, pasado este periodo veremos como conviven todas ellas juntas, que precio real se les marca a cada una y cuales son los puestos que ocupan en el mercado respecto a ventas, que por mucho que varíen, ni en los primeros puestos ni en los últimos habrá grandes cambios significativos salvo en su valoración actualizada, primeramente se marcarán con tendencia a la baja y seguidamente al alza, este incremento dependerá también del ritmo que marquen las salidas al mercado de nuevos dominios.

Los domainers tendrán que diversificar sus inversiones, estar mucho más atentos al mercado pues los movimientos de este serán más intensos y rápidos, apostar por valores seguros y no dejarse llevar por modas pasajeras, y mirar siempre hacia largo plazo o medio pues a corto plazo será mucho más difícil predecir movimientos, debido a la diversidad de extensiones y variabilidad del mercado que se multiplicara por 100.

Pedro Bauza.

Enlaces relacionados


Escribe un comentario