3 clases de compradores de dominios.

publicado por pedro el 6 abril, 2013

20130406-114121.jpg

En el artículo de hoy definiremos las principales clases de compradores de dominios, hay que tener en cuenta que dependiendo del tipo de comprador que se interese por ellos la venta se puede llevar a unas cifras mayores o de menor cuantía, Porque deberíamos saber a que tipo de comprador nos enfrentamos? pues la respuesta es sencilla de ello depende conseguir una buena o mala venta de un dominio y una negociación correcta o incorrecta.

Entre algunas que otras clases destacan tres generalizadas y que a continuación enumero:

1- El comprador inversor, este tipo de compradores destaca por su capacidad de negociación en una compra y siempre, siempre intentara conseguir el dominio de su interés al menor precio posible para luego sacarle la mayor rentabilidad posible.

2- El comprador desarrollador, una clase de comprador intermedia, el cual persigue conseguir buenos dominios a un precio razonable para luego desarrollarlos y sacar un buen rendimiento económico de el, mediante la venta del desarrollo realizado con el dominio adquirido.

3- El cliente final así llamado por que la única finalidad que persigue es utilizar el dominio adquirido en un proyecto a muy largo plazo y nunca utilizarlo como inversión o para otros usos, este tipo de comprador es el que más valorado esta ya que es al que más le interesa poseer dicho dominio y aunque tenga que adquirirlo por una suma alta de dinero no le pondrá ninguna objeción para ello, pues ya que sabe que lo rentabilizara ampliamente.

Tener identificados a estas clases de clientes es esencial a la hora de realizar una buena venta de un dominio y de negociarlo.
La mayoría de inversores de dominios tiene como finalidad encontrar al cliente final ideal, pero siempre por el camino se dan ventas a otros tipos de clientes, que aunque no son tan económicamente atractivos, si son una aliciente para poder seguir manteniendo tus dominios y pagar así los gastos que de ellos se derivan y poder seguir invirtiendo.

Pedro Bauza.

Enlaces relacionados


Escribe un comentario